lunes, 13 de febrero de 2012

Este viernes hemos jugado: Warhammer 40K

Mis marines espaciales han recibido un severo correctivo a manos de mis orkos, estos capitaneados por el terrible orko Segura con el apoyo de Jose con las unidades rápidas y Jaime con el soporte logístico.
Era una oportunidad única de probar el potencial del ejercito marine y, pese a la derrota, saqué muchas conclusiones y valiosas lecciones para futuras batallas.
Parar a una horda orca en el cuerpo a cuerpo es una temeridad, algo suicida como bien quedó reflejado en la partida. En fín una derrota para nada amarga y en la que cabe felicitar el arrojo y la determinación del bando ganador, ¡y el buen rato que pasamos haciendo el ganso!.
Cada vez creo que me gusta más este juego....

Para no repetir esfuerzos y a fin de repartir visitas os dejo el enlace en el que Juan ha colgado el informe de batalla con las fotos del evento. Disfrutadlo.

http://retalesmiradasymomentos.blogspot.com/2012/02/la-marea-verde-hace-picadillo-de-marine.html
El despliegue y la escenografía condicionaron el éxito de la patrulla orka.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Este viernes hemos jugado: Flames of war

Partida a 1400 puntos para aprender de los maestros y dominar lo básico del reglamento. En esta partida se enfrentaron los escoceses de la 15ª División contra las juventudes hitlerianas. Que termino con un paseo triunfal de las tropas del eje ante las decisiones incorrectas y temerarias del bando aliado, mas bien mías pese a los consejos de sir John McSegura.
La partida pretendia despejar las dudas que sobrevienen al coger un reglamento nuevo y adentrarse en el. La suerte de tener gente experta al lado hace más suave la curva de aprendizaje y permite recibir valiosos consejos que aplicar en futuros encontronazos.
Tras llegar al campo de batalla la infantería intenta avanzar contra las juventudes hitlerianas. El fuego de las MG's en la izquierda y de los panzers en el centro hacen estragos nada mas empezar la partida.

Empezamos con un escenario sencillo con dos objetivos para capturar cada uno. El primer fallo vino dado de poner transportes a mis cañones anti-tanque de 6 libras. La intención era llevarlos rápidamente a una zona segura en el centro del campo de batalla y fortificarlos allí para intentar, junto con los sherman y los churchill, frenar los panzers alemanes mientras los morteros inmovilizaban con humo los dos tigers.
La realidad se mostró cruda cuando dos salvas de cañón de los alemanes destrozaron sin clemencia los transportes y no conseguí salvar a ninguna de mis baterías en la tirada de salvación.
La infantería alemana se parapeta en los bosques fuera del alcance de los escoceses que ven llover balas por todos lados. Al no tener anti tanques en el centro los escoceses se dedican a insultar el avance de los tanques.

Los tests para hacer dug-in a la infantería resultaron infructuosos y decidimos avanzar por el flanco izquierdo contra los granaderos de las juventudes hitlerianas que se escondían en el bosque. Por desgracia nuestros equipos quedaron al descubierto y sin cobertura de humo y los alemanes consiguieron intimidar y hacer retroceder a los valientes, y cautos, escoceses.
Una pequeña victoria para los escoceses. John McSegura celebra su acierto al destrozar un tanque alemán. 

Mientras en el centro los tanques aliados caían como moscas sin poder responder. Tras avances infructuosos los sherman y los churchill caen irremediablemente mientras los morteros brillan por su ineficacia, pese conseguir lanzar humo un par de veces en toda la partida.

Al final el objetivo del flanco izquierdo queda desprotegido porque la infantería que lo cubría estaba buscando setas en el extremo del tablero y las HMG y los morteros no pueden conseguir detener el avance inexorable de los Panzers.
Los sherman intentan destrozar los tanques alemanes a distancia pero estos consiguen repeler los disparos, el asalto de los valientes escoceses y consolidar el objetivo ganando la partida y la batalla

La retirada bajo el triste sonido de las gaitas se hace pesada por la derrota y el recuerdo de los compañeros caídos.

Los victoriosos comandantes alemanes de las SS celebran su victoria aplastante.